Archivo de Noviembre de 2011

15 Nov

VOLVEMOS AL RIF…

La cordillera del Rif ocupa gran parte del norte de Marruecos. Una cordillera que corre paralela entre el interior y el Mediterráneo. Montañas que en tiempos remotos formaron un gran arco unido al sistema penibético. Las condiciones sociogeográficas del Rif han hecho que este grupo de montañas haya permanecido mucho tiempo prácticamente aislado y poco comunicado con los principales ejes de rutas y ciudades de Marruecos. Esto ha propiciado que junto a unos paisajes poco alterados y salvajes se hayan mantenido viviendo en plena autarquía numerosos pueblos y aldeas rifeñas conservando  sus seculares y tradicionales formas de vida. Por ello, viajar por el Rif aún hoy en día supone el encuentro con un mundo aparte donde se puede sentir  el placer del descubrimiento.

Desde hace años, desde ALVENTUS, venimos proponiendo rutas y recorridos por esta singular cordillera. Hemos caminado por los “douares” o Kábilas rifeñas, por los senderos del PARQUE NACIONAL DE TALASSENTAL, la primera Reserva de la Biosfera de Marruecos, hemos ascendido al mítico Djebel Musa, una de las Columnas de Hércules, al Djebel Lacraa, la llamada montaña “calva” que emerge sobre los bosques de pinsapos y cedros, al Djebel Kelti…. , programas que seguimos manteniendo entre nuestros destinos  y como viajes a medida para grupos y asociaciones. Pero, queremos seguir abriendo nuevas perspectivas y por ello un equipo compuesto por tres Guías de la casa, Javier Gordillo, Roberto Alonso y Faustino Rodriguez se han desplazado recientemente a esta cordillera. “Desde Xauen hemos atravesado toda la cordillera a través de solitarias pistas de tierra, enlazando esta ciudad con el Mediterráneo. Hemos alucinado con los árboles gigantes de Tazaoute, donde los cedros alcanzan casi los treinta metros de altura. Las gargantas del Oued Farda, los caseríos perdidos de Azilane y las solitarias playas de Targa…, donde nos repusimos con un buen y fresco pescaíto. De esta experiencia os vamos a proponer varias novedades en nuestra futura programación: la edición del PRIMER RIF BIKE CHALLENGE y la gran travesía pie del Rif, desde Xauen al Mediterráneo. Esperamos os guste. Aquí podéis ver un pequeño álbum de fotos…

4 Nov

CARPATIA Y MARAMURES

Ucrania y Rumanía profundas…

Acabamos de volver de “explorar” nuevos territorios. Nuestra ruta nos ha llevado por algunos de los rincones más remotos de Europa. Unas regiones repartidas entre Ucrania y Rumanía. Extensos bosques, montañas, aldeas perdidas y un extraordinario legado etnográfico y cultural en un mundo donde la vida rural parece detenida en la Edad Media. Faustino, Raul y Pepe han explorado para Alventus esta tierra de la que han venido encantados…  Este verano, como una de nuestras novedades, podréis ver en nuestra programación este singular destino.  Os esperamos. Mientras, aquí tenéis algunas fotos…

170

 

La región de Carpatia ocupa la parte occidental de Ucrania y se asienta en un territorio de montañas únicas que encierran en su interior extensos y tupidos bosques, poblaciones de oso pardo, la cima más alta de Ucrania y numerosos pueblos y aldeas encerradas entre los valles. La vida aquí parece detenida en el tiempo. La población vive fundamentalmente de la agricultura de montaña  y permanece anclada a la tierra conservando su cultura y tradiciones.  Lindando con esta región se encuentra Maramures. Esta perdida comarca rumana ha permanecido secularmente apartada de las principales vías de comunicación posibilitando que la vida rural permanezca detenida en la Edad Media. Los campesinos viven de la tierra como antes lo hicieran incontables generaciones en un idílico paisaje de onduladas colinas donde pueblecitos rebosantes de historia mantienen costumbres ancestrales. Si bien se observan algunos avances de la vida moderna, una de las últimas culturas campesinas  de Europa sigue boyante, con sus antiguas iglesias artesanales de madera, su música tradicional, las fiestas, los pintorescos trajes, la gente amable y sonriente sentada a la puerta de las casas en las placidas tarde de verano. Las  vallas de las casas aldeanas siguen teniendo sus grandes puertas de madera de florida talla mientras en el jardín vemos los alambiques en donde se sigue destilando el tulca, un aguardiente de ciruela de 50º.

Una muralla de montañas aisló esta comarca de Transilvania esta región permaneció intacta durante muchísimos años, se libró de las colectivizaciones comunistas de los años cuarenta del siglo pasado y de la sistematización de los ochenta…

Dos comarcas, dos regiones de Europa en donde podemos sentir la historia viviente.

Además, ciudades como L´Vov, en Ucrania y Cluj Napoca en Rumanía nos mostrarán un importante legado cultural de dos joyas “de provincias”.  Os esperamos el próximo verano…